Ejercicio terapéutico: ¡Si, gracias!

¿Qué es el ejercicio terapéutico?

El ejercicio terapéutico es áquel que se utiliza de manera específica para mejorar una condición de salud determinada.
Nuestro cuerpo está hecho para moverse, todo lo que está vivo necesita movimiento. Sin embargo, nuestros hábitos de vida actuales nos empujan a hacer mucha menos actividad física de la que deberíamos y nuestro cuerpo se acaba quejando.

Os estaréis preguntando que tiene de diferente el “ejercicio terapéutico” con respecto al “ejercicio” a secas. En realidad, cualquier tipo de actividad física, realizada de manera coherente, es beneficiosa para salud en términos generales, tanto físicos como psicológicos y emocionales. Pero, el ejercicio terapéutico es el que prescribimos los fisioterapeutas y persiguen unos objetivos concretos como, por ejemplo:

  • Disminuir el dolor, como cuando tienes una ciática.
  • Recuperar movilidad, después de una cirugía.
  • Ganar estabilidad, para evitar recidivas.
  • Mejorar nuestra capacidad respiratoria, como en los pacientes con EPOC.
  • Aumentar nuestra resistencia cardiovascular, por ejemplo, tras haber sufrido un infarto.
  • Prepararse para el parto y recuperarse del postparto

Y podría seguir con muchos ejemplos más pero, en lugar de eso os voy a mostrar uno más a fondo.
El dolor cervical puede deberse a muchas cosas, una de la que os quejáis muchas personas es de que os duele encima de los hombros, lo que viene a ser el trapecio superior. El trapecio superior es un músculo que para no darnos la lata necesita varias cosas:

  1. Que los músculos pectorales estén relajados y no acortados.
  2. Que el trapecio inferior esté activo y no de “vacaciones”.
  3. Que los músculos de delante del cuello también estén fuertes.

Fortalecer los ejercicios de la parte anterior del cuello puede resultar un poco complicado para algunos pacientes, así que los fisioterapeutas nos podemos ayudar de elementos que faciliten la correcta ejecución del ejercicio al paciente como por ejemplo un Bio-Feedback. Por ejemplo el Stabilizer.


Un paciente utiliza Stabilizer para realizar ejercicio terapéutico

Stabilizer, una ayuda al ejercicio terapéutico

Stabilizer es un aparato que ha sido diseñado por fisioterapeutas, sirve para registrar variaciones de presión y lo usamos para detectar si los ejercicios que mandamos para mejorar el dolor lumbar y cervical se están realizando correctamente. Consta de una una perilla de inflación combinada con un manómetro, conectada a una almohadilla neumática de tres cámaras.

Debe colocarse entre la parte del cuerpo cuyo funcionamiento se quiere controlar y una superficie firme, como ser el suelo, el respaldo de una silla o una pared. Con la ayuda del manómetro sabemos cuanta fuerza estamos ejerciendo en cada ejercicio y así sabemos que lo estamos realizando correctamente.

Recuerda que el ejercicio terapéutico es una herramienta fantástica para mejorar tu salud y junto con la terapia manual forma un gran equipo.

Debe ser prescrito por un fisioterapeuta ya que es para tratar un problema de salud y no para mejorar rendimiento deportivo, en cuyo caso debes acudir a un especialista en ciencias de la actividad física y el deporte.

¿Te animas a mejorar tu salud mediante el ejercicio terapéutico?


Si quieres pedir cita puedes hacerlo por los canales habituales
contacta con nosotros y reserva tu cita con uno de nuestros profesionales.

Osteo9 cuidamos de ti

Autores

Almudena Gil - Osteópata y FisioterapeutaOsteópata y Fisioterapeuta

Si te ha gustado este artículo, te invitamos a que lo compartas en tus redes sociales favoritas. ¡Lo agradecemos siempre!

SHARE IT:

Leave a Reply

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>