El Masaje perineal

El masaje perineal es una técnica que se recomienda, principalmente, en mujeres embarazadas para preparar la musculatura del suelo pélvico para el momento del parto.

El suelo pélvico es la musculatura que cierra la pelvis por abajo. Se puede diferenciar una parte más anterior o urogenital y una parte posterior o anal. Además, se divide en musculatura superficial y musculatura profunda, que se sobreponen un encima de la otra. Las funciones del suelo pélvico se pueden dividir en funciones de continencia (control de los esfínteres), funciones sexuales, funciones reproductivas y funciones de soporte (mantener vejiga, útero, vagina y recto en su sitio).

masaje perineal para embarazada

El masaje perineal es una técnica física que se realiza con el objetivo de preparar para el parto la musculatura y los diferentes tejidos de la zona pélvica. En el momento del parto el coctel hormonal ayuda a la mujer de forma fisiológica en la dilatación vaginal, es decir, ayudan a la relajación de la musculatura del suelo pélvico para permitir el paso del bebe por el canal del parto. El masaje perineal es un soporte extra para asegurar que la musculatura trabaja de forma harmónica.

También se le podría dar una segunda función, ya que ayuda a la mujer a conocerse mejor a ella misma y a descubrir su zona pélvica. Creo que esto es muy importante porque actualmente estamos muy desconectadas de nuestro cuerpo, y de esta zona en concreto que ha sido tabú durante mucho tiempo.

Parto

Durante el parto muchos tejidos (huesos, articulaciones, músculos, vísceras, ligamentos, nervios…) se han de modificar para permitir el paso del bebe. Estas modificaciones se hacen lentamente y coordinándose unas con las otras.

Se diferencian tres fases durante el parto:

  • Fase de dilatación: Se considera que el parto esta iniciado cuando las contracciones son cada 5 minutos y el cuello del útero está dilatado en 2 cm y borrado un 50%.
  • Fase de expulsión: Esta fase va desde la completa dilatación hasta la salida del bebe.
  • Fase de alumbramiento: Este periodo va desde la salida del bebe hasta la salida de la placenta.

En el periodo expulsivo es cuando la pelvis se debe abrir más, a la vez que el bebe avanza por los diferentes planos. Debemos imaginarnos la vagina como un cilindro con diferentes diámetros, llamados diámetros de Hodge. Es diferencian el diámetro superior (del promontorio del sacro hasta la zona alta del pubis), el diámetro medio (del centro del sacro hasta la zona media del pubis) y el diámetro inferior (del coxis hasta la zona baja del pubis).

En esta fase expulsiva el bebe ira avanzando y descendiendo desarrollando diferentes movimientos de flexión-extensión y de rotación del cuerpo para adaptarse a los diámetros de Hodge hasta la coronación y la posterior expulsión.

Como ya he mencionado, las fluctuaciones hormonales ayudan en todo este proceso, pero también es importante que la futura mama se siente cómoda y relajada, controlando las respiraciones y el desarrollo del parto a la vez que conecta con su cuerpo y el de su futuro hijo.

“Mi principal sensación con mi primer parto es de desposesión de mi propio cuerpo. Las hormonas se dispararon hasta límites psicotrópicos. No era nada consciente, a nivel racional, de lo que pasaba. Las sensaciones eran fuertes, muy fuertes, extremadamente fuertes. No podía pensar, no podía casi ni respirar. Era mi bebé que se abría paso a través de mí, literalmente. Una imagen completamente horizontal de traspaso. Dolía, dolía mucho pero no era sufrimiento, solo era dolor que viene y se va. Y luego… una felicidad que inundó toda mi persona y mi entorno.” (Parir, néixer y créixer – Migjorn, casa de naixements)

La técnica

El masaje perineal ayuda a la mujer en:

  • Aumentar la elasticidad de la musculatura pélvica
  • Favorecer la circulación sanguínea a la musculatura del suelo pélvico
  • Facilitar la relajación de la musculatura durante el parto
  • Mejorar el auto-conocimiento de la zona

El masaje perineal se puede iniciar a la semana 31-33 de gestación y se deberá aumentar la frecuencia a medida que se aproxime la fecha del nacimiento. Consiste en la introducción de dos dedos a nivel vaginal y realizar trazos hacia el coxis y hacia los laterales siguiendo la forma de la vagina con una cierta intensidad. No debe provocar dolor, pero si se debe notar el estiramiento. Se realizará durante 5-10 minutos.

Es imprescindible el uso de lubricante, mejor de base acuosa, y guantes para preservar la flora vaginal.

Es necesario que la técnica sea enseñada por un profesional. También se recomienda que sea un trabajo con la pareja ya que así el otro miembro se puede sentir más participe del embarazo y porque para la mujer puede ser incomodo realizarlo, sobre todo al final de la gestación.

recien nacido

Espero que os haya gustado el post, y enhorabuena a las futuras mamas.

Autores

Marta Seguí - FisioterapeutaFisioterapeuta

    Si te ha gustado este artículo, te invitamos a que lo compartas en tus redes sociales favoritas. ¡Lo agradecemos siempre!

    SHARE IT:

    Leave a Reply

    You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>