Escala de Borg o de esfuerzo percibido

Escala de Borg o de esfuerzo percibido

Ejercicio si, pero ¿a qué intensidad? aprendamos a medir el esfuerzo.

Cuando hablamos de ejercicio terapeútico en fisioterapia es importante entender que para que tenga utilidad debemos dar estímulos muy específicos. Sólo así conseguiremos las adaptaciones musculoesqueléticas, cardiorrespiratorias y metabólicas que perseguimos para beneficiar a nuestros pacientes.

La escala de Borg modificada o escala de esfuerzo percibido nos ayuda a que nuestros pacientes puedan entender de manera fácil y sencilla a qué intensidad les pedimos que trabajemos.

El concepto original del esfuerzo percibido fue desarrollado para los jóvenes. Cuando se aplicó la escala en el caso de personas de varias edades, se determinó que la misma relación lineal de intensidad de trabajo existía en todas las edades, pero que el pulso era cada vez más bajo por cada aumento en la edad

En algunos pacientes que toman fármacos que afectan a la frecuencia cardiaca por ejemplo nos es de gran utilidad ya que no podemos fiarnos sólo de la frecuencia cardiaca al estar ésta «topada» farmacológicamente.
En pacientes con dolor crónico, como fibromialgia por ejemplo, nos ayuda a que el paciente pueda ajustarse a diferencias según cual sea su estado de ese día, trabajar a ciertas intensidades y durante un tiempo determinado es muy importante en estos pacientes para poder activar las vías de analgesia natural que tiene el cuerpo, lo que vendría a ser que nuestro organismos segregue el solito sustancias que hacen que el dolor disminuya.


Escala de Borg

Reconocer el esfuerzo percibido

Es muy importante también que la persona entienda que se le está preguntando cuando nos referimos a esfuerzo así que aquí os dejamos con esta frase que creemos ilustra muy bien está pregunta que os hacemos cuando hablamos de qué esfuerzo sientes.

«Trate de concentrarse en lo que es su sentir interno total del esfuerzo que esté realizando. Trate de hacer un cálculo lo más honesto y objetivo posible, sin menospreciar el grado de esfuerzo que sienta pero a la vez, tampoco sobreestimar-lo. Solo trate, de calcularlo de la manera más precisa posible” (POLLOCK & FILMORE, 1991).»

¡Esperamos que os haya resultado de utilidad ! Si queréis saber más sobre ejercicio terapeútico o como mejorar vuestras dolencias con ejercicio no dudéis en consultar a vuestro fisioterapeuta, os atenderemos encantados, eso sí, os haremos sudar un poco la camiseta.


Si quieres pedir cita puedes hacerlo por los canales habituales
contacta con nosotros y reserva tu cita con uno de nuestros profesionales.

Osteo9 cuidamos de ti

Autores

Si te ha gustado este artículo, te invitamos a que lo compartas en tus redes sociales favoritas. ¡Lo agradecemos siempre!

SHARE IT:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.