Gimnasia Abdominal Hipopresiva, una amiga para todos

La Gimnasia Abdominal Hipopresiva tiene un amplio abanico de beneficios, pero es importante aprender a realizarlos correctamente. Con esta entrada me gustaría explicaros el motivo de sus beneficios y cuáles son las situaciones en que se recomienda.

Actualmente han aumentado las recomendaciones de hacer ejercicios hipopresivos por diferentes problemas de salud a nivel del suelo pélvico o de la faja abdominal, entre otros. A partir de esto también han surgido diferentes adaptaciones como la Gimnasia Abdominal Hipopresiva subacuática, las técnicas de aspiración diafragmática o una vertiente más deportiva.

Un poco de hisoria

La técnica fue descrita por el Dr. Marcel Caufriez el 1980 cuando se descubrió que los métodos que se estaban usando hasta entonces para fortalecer los abdominales después de parir provocaban alteraciones en la estática pelviana. Entonces, la Gimnasia Abdominal hipopresiva surge como alternativa para tonificar la musculatura abdominal de las mujeres en el postparto. Pero con el tiempo se descubrió que tenía muchos más beneficios e indicaciones.

Entendiendo la Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH)

Es un conjunto de técnicas posturales que disminuyen las variaciones de presión dentro del abdomen y activan fibras musculares de la propia faja abdominal y del suelo pélvico a través de la sinergia que existe entre el músculo transverso del abdomen y el periné. Además, dan mucha importancia al ritmo ya que permite la integración, memorización y automatización que se producen mediante la repetición.
La posición en la que se realizan los ejercicios es fundamental. Consiste en desplazar el peso hacia delante y flexionar un poco las rodillas para desplazar el centro de gravedad hacia delante y arriba, para disminuir así la presión abdominal y activar la faja abdominal.
También se activan otros músculos de la espalda y los hombros debido a la posición específica de los brazos las escápulas y la elongación de cuello y cabeza dando un efecto de “crecer hacia arriba”.
La manera de respirar durante los ejercicios coloca al diafragma en una posición alta, lo que disminuye la presión sobre las vísceras del abdomen.
Además tiene efectos a nivel del Sistema Nervioso a través de la apnea (interrupción temporal de la respiración).

Algunos de estos efectos son:

  • Dismunución de la actividad de la vejiga (menos ganas de ir a orinar)
  • Contracción del recto ( lo que mejora la continencia de gases y heces)
  • Aumento de la tensión arterial diástolica
  • Reprogramación del sistema nervioso a través del ritmo específico de los ejercicios.


Postura adecuada hipopresiva

Entonces… para qué nos puede ayudar

Teniendo en cuenta lo que se ha explicado anteriormente, nos puede ayudar en:

Postparto

  • Ayuda a la reducción del contorno abdominal al fortalecer la faja natural del cuerpo
  • Mejora la postura corporal, que se ha visto alterada durante el embarazo
  • Sirve como tratamiento de la incontinencia de orina y fecal al mejorar el tono del periné, disminuir la actividad vesical y aumentar el tono del recto.
  • Favorece el cierre de la vagina, por lo que mejora el placer durante las relaciones sexuales

Dolor de espalda

  • La competencia de la faja abdominal y el suelo pélvico son imprescindibles para una posición correcta para la espalda
  • La caída visceral supone la pérdida de apoyo de una de las columnas neumáticas que tiene el cuerpo para su sostén, contra la gravedad, por lo que evitarándola disminuiremos los dolores de espalda

Despues de cirugías de abdomen

  • Ayudará a re-armonizar las presiones y tonificará la faja abdominal.
  • Prevención de hernias: Ayudará a normalizar la distribución de las presiones abdominales, sobretodo en caso de hernia inguinal.

Problemas ano-rectales

  • Hemorroides: Descomprimirá el sistema vascular con la normalización de las presiones abdominales, esto ayudará a que las hemorroides encojan
  • Estreñimiento distal. Activará el Sistema Nervioso Simpático que es el que se encarga de la contracción del recto y movilizará las vísceras facilitando la evacuación.

Incontinencia urinaria y fecal

  • Tanto para mujeres como para hombres
  • En caso de vejigas hiperactivas disminuye su actividad
  • También si el problema viene por una hipotonía muscular que dificulta aguantar la orina, los gases o las heces de manera voluntaria

Circulatorio

  • Favorece el retorno venoso al disminuir la presión intrabadominal, lo que previene la aparición de varices o incluso las mejora

Estético

  • Reduce la cintura
  • Ayuda a tener un vientre más plano
  • Contribuye a tener una postura elongada en lugar de encorvada y decaída

¿Existen contraindicaciones?

Efectivamente los hipopresivos no valen para todo y además en algunos casos está prohibido hacerlos

  • En caso de embarazo por las contracciones uterinas que provocan los hipopresivos.
  • En caso de personas hipertensas ya que hay un riesgo que se aumente la tensión arterial diastólico por la activación del Sistema Nervioso Simpático.
Recuerda que lo más adecuado es acudir a un fisioterapeuta especializado para aprender correctamente la técnica, pero una vez ya se adquiere el hábito, es una práctica que se puede realizar en casa y, hasta se recomienda realizarla diariamente.
Sin duda el asistir a clases de manera regular, sobre todo al principio te ayudará a coger este hábito y te resultará más lúdico y divertido al compartirlo con otras personas.


Si estás interesado/a en tener más información sobre este método o sobre cómo funcionan nuestras clases no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte. Osteo9 cuida de ti.

Autores
Marta Seguí - FisioterapeutaFisioterapeuta
    Si te ha gustado este artículo sobre gimnasia abdominal hipopresiva, te invitamos a que lo compartas en tus redes sociales favoritas. ¡Lo agradecemos siempre!
    SHARE IT:

    Leave a Reply

    You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>