Osteopatía: beneficios y tratamientos.

osteopatía

¿Qué es la osteopatía?

La osteopatía es una técnica integral a partir del abordaje global del cuerpo. Entiende que la mecánica de todas las estructuras que forman el  cuerpo humano (huesos, músculos, nervios y vísceras) tiene que ser óptima para que haya una buena salud. El osteópata conoce tu anatomía, mecánica y fisiología, y utiliza sus manos y test de valoración específicos para detectar las disfunciones mecánicas de los tejidos y normalizarlos. De esta manera se consigue reequilibrar y estimular el funcionamiento natural del organismo. Restableciendo así, la movilidad y la armonía perdida, actuando a todos los niveles, tanto fluídico, mecánico como neurológico.

Beneficios de la osteopatía

Conocerás más tu cuerpo. Aprenderás su lenguaje. La osteopatía te puede ayudar mucho  a reiniciar tu cuerpo, seguro que muchas veces has hecho tratamientos localizados exclusivamente en el área donde tienes el dolor o el problema pero no te están funcionando, eso es porque a veces el cuerpo funciona mal a nivel global y desde hace tiempo, y si eso no se cambia no puede funcionar bien.

Entenderás por qué es necesario que escuches a tu cuerpo. Y sabrás, cuando alcances la armonía, cuándo venir a visitarte. Porque no dependerás del terapeuta. Tú puedes funcionar por ti mismo. Nosotros, los osteópatas, estamos en tu vida para ayudarte cuando sea necesario, y será, cuando tu cuerpo no sea capaz de encontrar el equilibrio por sí solo. Tú tienes un máquina diseñada para funcionar y muy bien. Ese es el milagro de la vida.

Objetivos

Recobrar el movimiento, reconducir la energía mecánica mal situada, conseguir tu punto de equilibrio donde todas las tensiones mecánicas de los tejidos quedan compensadas.

Somos una máquina perfecta, sometida constantemente a la gravedad, a esfuerzos y tensiones. Lo que nos conduce a mantenernos en constante desequilibrio. Y a través de compensaciones y artimañas, nuestro cuerpo consigue equilibrarnos para alcanzar la armonía y poder funcionar. Pero a veces, nuestro organismo, no tiene suficiente capacidad o está agotada, y es entonces cuando aparecen los dolores y alteraciones, ya sean mecánicas o a cualquier otro nivel. Para ello estamos los osteópatas, para ayudarte a encontrar el punto armónico que nos mantiene en perfecto estado. Tú eres el resumen de toda tu vida, de lo que has vivido y sentido, pues todo deja una huella en el tejido. No siempre la lesión coincide con el punto de dolor. Nosotros tratamos el organismo desde la globalidad, buscando y corrigiendo el origen de tu lesión para solucionar tus molestias. El osteópata estudia tu morfología y tu mecánica, y hace que dentro de tus posibilidades, llegues a sentirte bien. No tenemos porqué padecer dolor para tratarnos.

¿Dónde es efectiva la osteopatía?

El secreto de la efectividad de la osteopatía es que normaliza el terreno de base. Como hemos explicado, hay veces que tratamientos más localizados no funcionan porque el resto del cuerpo tampoco funciona bien.

Los tratamientos se aplican sobre toda alteración a nivel de la columna vertebral, cervicalgias, lumbalgias, dorsalgias, artrosis, escoliosis, hernias discales, protusiones, ciatalgias, contracturas, y dolor articular. En lesiones a nivel de las extremidades: secuelas de accidentes, artrosis, esguinces, contracturas, sobrecargas musculares, lesiones deportivas…

También es efectiva en  otras alteraciones como trastornos digestivos, dolores de cabeza, migrañas, vértigos, dolor y alteraciones en la menstruación, cistitis repetitivas, molestias en el coito, infertilidades mecánicas, trastornos del suelo pélvico, embarazo, pre y post parto, alteraciones en la articulación de la mandíbula (bruxismo, dolor, crepitaciones..)

¿En qué consiste un tratamiento de osteopatía?

Un tratamiento de osteopatía consiste en un abordaje global de todo tu cuerpo, independientemente del dolor que tengas. Nosotros entendemos que no siempre debemos tratar la zona de dolor, pues muchas veces nuestro organismo protege las zonas realmente conflictivas, y por compensación la zona dolorosa se encuentra a distancia. Es por eso que el tratamiento de osteopatía, por ejemplo de un dolor cervical, puede consistir en comenzar por tratar la pelvis.

Los tratamientos acostumbran a durar 1 hora, contando el tiempo de interrogatorio y trabajo manual. No suelen causar dolor y la sensación al salir es agradable aunque a veces también de cansancio.

Para mover las articulaciones podemos usar diferentes técnicas, aunque las más famosas, por su gran efectividad, son las de alta velocidad y corta amplitud, que a menudo producen un sonido característico. No te preocupes, no significa que nada se rompa o roce, si no que ciertos gases dentro de la articulación se desplazan de manera súbita, y no no producen desgaste en los huesos. En cualquier caso si te producen aprehensión o nosotros mismos valoramos que esas técnicas no son adecuadas para ti o tu problema, tranquilo tenemos más opciones para poder trabajar y liberar tu articulación.

Cada tejido, estructura y sistema tiene su palpación específica, entonces verás y notarás que a veces cuando ponemos las manos en zonas como el sacro o el cráneo parece que no hacemos nada con ellas, te aseguramos que no es así, simplemente son técnicas mucho más sutiles, debido a la estructura que queremos tratar y que son las que empleamos principalmente cuando tratamos a niños pequeños y bebés, ya que todos sus tejidos tienen mucha más cantidad de agua.

Nuestra metodología es también preventiva. Quien no sufre dolor no deja de estar sometido al esfuerzo que supone muchas veces mantenerse vivo. Piensa que vas a vivir toda la vida con la misma máquina que al fin y al cabo, te acompañará siempre. No dejes que se estropee con los esfuerzos diarios.

Copyright Osteo9 | Desarrollo Web: SinLios Soluciones Digitales