sindrome-piramidal.jpg

En ocasiones puede aparecer un fuerte dolor en la parte de atrás de la pierna, que baja desde el glúteo hasta la rodilla y el pié, siguiendo todo el trayecto del nervio ciático, incluso con hormigueo y pérdida de fuerza. Se hacen pruebas como radiografías, resonancias y TAC de columna pero todo está correcto, no hay evidencia de hernia discal lumbar que afecte al nervio ciático. Entonces, ¿qué puede ser?

Realmente hay un atrapamiento del nervio ciático, pero no por culpa de una hernia discal, sino por el músculo piramidal. Esto es el síndrome del piramidal: un atrapamiento del nervio ciático por una compresión muscular.

Síndrome del piramidal y su relación con el nervio ciático

El músculo piramidal se sitúa en la parte profunda de la pelvis, por dentro del glúteo, y es el responsable, entre otros, de rotar la pierna hacia fuera. Cuando está muy tenso y cargado debido a malas posturas, actividades deportivas inadecuadas, incluso al sedentarismo, puede presionar el nervio ciático y generar el síndrome del piramidal.

El nervio y el músculo están en contacto directo. Cualquier exceso de tensión o acortamiento del músculo piramidal provocará una compresión y una irritación del nervio ciático, llevando a los síntomas del síndrome del piramidal: dolor en el trayecto del nervio sobretodo en la zona glútea, muslo, rodilla y pierna, entumecimiento y pérdida de fuerza y de reflejos. El dolor incluso puede llegar hasta la zona lumbar confundiendo más todavía el diagnóstico con una hernia discal lumbar.

El tratamiento del síndrome del piramidal no es complicado, pero debe hacerse una buena valoración previa para no confundirlo con una verdadera compresión ciática por una hernia discal. En este caso el fisioterapeuta y el osteópata, mediante sus tests de valoración, diagnosticarán y determinarán la magnitud de la lesión y el tratamiento a seguir.

En todos los casos hay que tratar el propio músculo piramidal,  con técnicas conservadoras o más invasivas en función de la gravedad y la cronicidad de la lesión. Generalmente será necesario tratar las estructuras adyacentes, tanto musculares como articulares (cadera, pelvis, columna, sacro, rodilla…) para mejorar la funcionalidad de todo el sistema.

SHARE IT:

Leave a Reply

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>