Amenorreas y hemorragias uterinas. Alteraciones del ciclo menstrual – 1

El comportamiento del ciclo menstrual, lo que llamamos la regla, es muy variable. De hecho, en la consulta, visito muchas mujeres preocupadas por los desajustes que tienen. Preocupadas porque no tienen los 28 días de ciclo establecidos, porque tienen reglas muy abundantes, o demasiado largas, o pérdidas … en definitiva, angustiadas porque no están dentro de los parámetros que se consideran o han oído que son normales.

Yo les digo que todo puede cambiar o al menos ajustarse. Que las mujeres somos cíclicas y que lo importante es ser regular. Hay mujeres que tienen ciclos de 34 días, pero es su normal regularidad. Y hay mujeres que los tienen de 24, pero son regulares igual.

Durante la vida de cada mujer, los ciclos, también van cambiando conforme la mujer cambia de etapa. Y incluso las emociones ocasionan cambios en las ciclos … todo influye … y todo es relativamente normal.

Estamos acostumbrados a vivir bajo los parámetros de las estadísticas y en ocasiones, cuando salimos de ellas, nos da miedo. Pero sí es cierto, que para acotar bien, y detectar anomalías, es necesario realizar estudios y estadísticas. Pero recordemos que las excepciones confirman las reglas. Que nadie sufra gratuitamente. Sólo se debe ir al profesional de la salud adecuado, y así salir de dudas. Si es un problema funcional lo solucionaremos, y si es más de sospecha posiblemente patológica, derivaremos al ginecólogo. Todo el mundo tranquilo !!!

Así que hoy hablaremos de los parámetros que se marcan en ginecología referente a las alteraciones del ciclo menstrual.

EL CICLO: Parámetros normales, lo que marcan las estadísticas.

El ciclo menstrual, serían los días que cuentan entre el 1º día de una regla y el 1º día de la siguiente, oscila entre 26 y 34 días, de forma habitual.

La regla debería durar entre 2 y 7 días, y el periodo libre de hemorragia debería ser superior a 18 días.

Más difícil es valorar la cantidad de líquido hemorrágico, que debería oscilar entre 30 y 40 ml (que vienen a ser 10 o 15 compresas o tampones), niveles de más de 80ml se consideran ya anormales, y pueden causar anemia.

Alteraciones del ciclo:

Contemplaremos lo que sería la falta de regla y la regla no normal.

Las clasificaremos por: amenorreas y hemorragias uterinas.

En este post hablaremos de las amenorreas y próximamente editaremos otro y terminaremos con las hemorragias uterinas.

AMENORREAS:

La amenorrea es la ausencia temporal o permanente de la menstruación. Y podemos clasificarlas en 3 orígenes: fisiológicas, primarias y secundarias.

  • Fisiológicas: Se da cuando la ausencia de regla es normal.- Antes de la menarquia o primera regla. Que suele ser entre los 10 y 14 años.- En el embarazo.- En la lactancia, de forma variable, también. (La causa es hormonal de origen hipotalámico -hipofisario, pues se segregan menos estrógenos y progesterona, que hace que no crezca el endometrio y por tanto no se tenga que gastar con la regla. Pero en cada mujer es diferente.)- A partir de la menopausia, se acaba la regla, se declina la función ovárica y suele ser entre los 48 y 55 años.
  • Primarias: Es la ausencia de la regla cumplidos los 16 años. Si la regla no ha aparecido en esta edad, deberíamos visitar al ginecólogo.
  • Secundarias: Es la ausencia de la regla menos de 3 ciclos consecutivos (cuando la ausencia de regla es menor de 3 ciclos se considera y se denomina retraso menstrual) o por un período de 6 meses.

Causas del amenorrea:

Pueden ser muy variadas y numerosas, y pueden producirse a nivel del sistema nervioso, central, hipotálamo, hipófisis, ovarios y útero. Pero también pueden afectar al ciclo, alteraciones en otros órganos y estructuras que tengan alguna relación con las estructuras citadas.

De hecho, en nuestro organismo, todo tiene relación con todo, y todo está conectado. Por ejemplo, cuando hay un problema de tensión, adherencia, o dinamismo anómalo en la pelvis, en la mayoría de los casos, se verá afectado todo lo que pase en este espacio. Por eso es importante, antes de tratar un caso con medicación hormonal, en su trastorno adecuado, tratar los problemas locales funcionales del espacios intrapèlvics, como hacemos con la osteopatía ginecológica, para armonizar los tejidos, y así provocar una respuesta a todos los niveles, incluso hipotalámico, para conseguir que el cuerpo regule de manera fisiológica, por su propia cuenta, evitando así tratamientos innecesarios. (Siempre bajo la supervisión médica)

Consulta con nosotros y con tu ginecólogo/a, puede que conozca nuestro trabajo. Seguramente arreglaremos más cosas de las que te imaginas. Déjate tratar.

 


ciclo menstrual

Las amenorreas se pueden clasificar según la causa:

– Anomalías genéticas y morfológicas del aparato genital:

Hay varias, y son de la competencia médica, pero nos podemos encontrar malformaciones de los órganos genitales como por ejemplo de la vagina (Agenesia total o parcial de la vagina,), el cierre del himen que no deja evacuar la menstruación (Imperforació del himen) … y muchas otras alteraciones.

* (Pero todas estas anomalías de origen genético y morfológico, no forman parte de nuestra intervención como osteópatas, son puramente de indicación médica ginecológica, al menos para el diagnóstico y tratamiento. Pero si una vez detectadas y tratadas, la paciente sigue con problemas de molestias o regulación, siguiendo y paralelos al tratamiento médico, podemos intervenir para armonizar estructuras internas y estructurales, que ayuden al buen funcionamiento general de toda la estructura del paciente.)

– Amenorreas de origen uterino:

Son amenorreas secundarias, causadas por la destrucción del endometrio. Que puede ser por radiaciones (rayos X, radioterapia ..), legrats excesivos o enérgicos, cauterizaciones (técnica en la que se quema el tejido) o infecciones.

Estos procesos, a veces causan adherencias que pueden ser totales o parciales entre las paredes uterinas (como en el sde de Asherman). En las infecciones también se pueden crear adherencias pero no son muy habituales.

También se puede producir un cierre total o parcial del cuello uterino, la parte más distal, provocando así una amenorrea secundaria. Por causa de una conización, amputación o cauterización del cuello uterino.

En este tipo de anomalías, yo recomendaría siempre visitarnos con osteopatía ginecológica. Podemos ser de gran ayuda.

Siempre que haya una intervención quirúrgica intrapèlvica, después del tiempo posterior pautado para el ginecólogo, hay que hacer una re-armonización interna de los tejidos, para tratar pequeñas adherencias que a la larga pueden ocasionar problemas.

– Amenorreas de origen ovárico:

Se da por la insuficiencia ovárica primaria o por fallo ovárico. Normalmente la insuficiencia se da de forma fisiológica en lo que llamamos la premenopausia y menopausia. Pero cuando es precoz es cuando lo consideramos anomalía, que sería antes de los 40 años, aunque en este límite hay discrepancias.

En el periodo premenopáusico se daría la oligomenorrea, que son las reglas muy largas. Todo ello va acompañado de sofocos, sudoración, parestesias … que todo se denomina menopausia precoz. Y a continuación viene la menopausia, donde hay un amenorrea, que es la ausencia de regla.

Los niveles hormonales en este periodo se caracterizan por un déficit de estrógenos y un aumento de gonadotropinas.

Cuando todo esto ocurre antes de los 40, no se sabe muy bien las causas muchas veces, pero podemos decir que se dan en mujeres con niveles de gonadotropinas altos, con mujeres con problemas autoimmunològics, alteraciones cromosómicas, genéticas …

Y hay veces que estas amenorreas de origen ovárico se dan por causa de actos médicos, como: ovariectomía, radioterapia y quimioterapia (que si la radiación no ha sido suficiente, puede volver a venir la regla).

También puede darse en infecciones, alteraciones de origen metabólico, de origen familiar (al igual que nuestras madres precozmente, sin patología o anomalía evidente) o por causa desconocida.

Ciertos tumores del ovario también pueden provocar amenorreas.

Los ovarios poliquísticos también pueden dar desajustes y amenorreas secundarias. Al igual que algunos propios ováricos.

– Amenorreas de origen hipofisario y hipotalámico:

Las hipofisiarias son debidas a tumores hipofisario benignos, los malignos no suelen dar amenorreas. Los más frecuentes son los adenomas hipofisario.

También dan amenorreas alteraciones congénitas a nivel hipofisario.

Y las hipotalámicas son amenorreas que están relacionadas con la secreción de GnRH, la hormona hipotalámica que libera gonadotropina por el hipotálamo.

Son aquellas que por exclusión se pierde la regla después de estimulaciones con estrógenos y gestògens, y que cursan con niveles de gonadotropinas normales o bajos y prolactina normales.

También se dan de origen congénito, y pueden causar el déficit de secreción de GnRH.

En nuestro equipo tenemos especialistas médicos en endocrinología que te ayudarán a nivelar y controlar los desajustes hormonales, ayudando a regular tanto ciclos con trastornos que son causa de desequilibrios hormonales.

Destacamos también aquellas causadas por trastornos psíquicos, que pueden producir amenorreas primarias o secundarias, causadas por situaciones de estrés y ambientales desfavorables, angustia, problemas tensionales, económicos, sexuales … todo puede provocar alteraciones en el ciclo. Pero son de buen pronóstico, ya que la mayoría remiten al desaparecer el problema. Y todo se debe a la secreción de una hormona llamada corticotropina (CRH) que inhibe la secreción de la gonadotropina.

La desnutrición también puede ser la causa de una amenorrea. Cuando se pierde más de un 15% del peso corporal y de manera rápida, puede producir amenorrea primaria o secundaria, y casi siempre precedida por oligomenorrea (ciclos muy largos). Con un descenso de las gonadotropinas y niveles bajos de estrógenos.

En la anorexia nerviosa, donde la pérdida de peso es superior al 25%, también se da.

Como también pueden afectarse mujeres que tienen problemas de nutrición debido a trastornos digestivos y de absorción. De hecho un 40% de las pacientes celíacas se ven afectadas por desajustes en el ciclo menstrual, abortos de repetición e incluso esterilidad.

Y también en el otro extremo: la obesidad, que también se ven alteradas estas hormonas.

En el ejercicio físico intenso también puede provocar amenorreas, por el descenso de las gonadotropinas y el aumento de prolactina, hormona del crecimiento, testosterona, … en sangre.

Amenorreas de origen suprarrenal y tiroides:

Estas pueden afectar los niveles hormonales, ya sean por origen neoplásico, patológico o alteraciones locales.

Diagnóstico de las amenorreas:

Como vemos el diagnóstico de una amenorrea es difícil, debido a que la causa puede estar en varias localizaciones: útero, ovario, hipófisis, suprarrenal o tiroides. Como también causas psíquica, patológica …

Así que será necesario, por parte del ginecólogo, una buena anamnesis, una exploración general completa, una exploración ginecológica y exploraciones complementarias como analíticas con valores hormonales según la sospecha clínica, y estudios para la imágenes si se considera necesario.

Tratamiento:

Los tratamientos médicos se hacen modificando pautas nutricionales o sociales si es necesario, pero básicamente con anticonceptivos o terapia hormonal sustitutiva especifica. Y cuando es necesario, con cirugía. Depende de cada caso.

Con osteopatía ginecológica tratamos los tejidos y órganos de la pelvis menor, y las relaciones entre ellos, modificando y mejorando el dinamismo, y causando una respuesta a nivel central.

El tratamiento es a nivel interno, tanto vía vaginal como rectal, con técnicas de desarrollo y escucha suaves. Accediendo a los órganos y estructuras de la pelvis menor: útero, ovarios, trompas, vejiga, recto, láminas …

También trabajamos externamente, manipulando y dinamizando la estructura, tanto a nivel articular, muscular, fascial, visceral y craneal.

El tratamiento que hacemos siempre es integral, para mejorar el estado general de todo el organismo, no sólo ginecológico.

Bibliografía: Ginecología, J. González Merlo, E y J González Bosquet. Elsevier Masson.


Si estás interesado / a en este tratamiento, contacta con nosotros para reservar tu cita.


Autores
Clara Nebot - Osteópata y fisioterapeutaOsteópata y fisioterapeuta
    Si te ha gustado este artículo sobre alteraciones del ciclo menstrual, te invitamos a que lo compartas en tus redes sociales favoritas. ¡Lo agradecemos siempre!
    SHARE IT:

    Leave a Reply

    You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>